FORMANDO LA MUJER QUE DIOS DESEA…
Dios en su misericordia nos ha dejado por escrito el ejemplo, la referencia de la mujer de Proverbios 31, como la medida del perfil de una mujer realizada a plenitud.

Inspirados en la mujer virtuosa del capítulo 31 de Proverbios, se han escrito muchos libros y artículos, se han predicado muchos mensajes y charlas. La razón de todo este esfuerzo es que esta mujer es un ejemplo digno de imitar: es ella, simplemente, el prototipo de mujer que Dios quisiera encontrar en cada una de sus hijas.

Virtud es la disposición constante del alma, que nos invita a obrar bien y a evitar el mal. Entonces entiendo, que una mujer virtuosa ha logrado cultivar en su vida toda una serie de cualidades que van desde la honradez y la diligencia hasta la gracia y …

Leer Boletín